cocina con muebles cásicos e isla en negro con encimera y taburetes en blanco

Cocinas en negro, una tendencia en alza

El blanco siempre ha sido el color más utilizado, tanto para los muebles como para el alicatado en las cocinas de todo el mundo.

En las viviendas construidas a partir de los años 50 y 60 del pasado siglo, las cocinas, por regla general, pasaron a ser una estancia “de segunda”. Se proyectaban con los metro justos y necesarios para realizar la función para lo que estaban diseñadas: cocinar.

Esos metros restados a las cocinas se agregaban al salón o el comedor, para crear en ellos un espacio más amplio para el disfrute de las familias en su vida diaria y sus reuniones.

Al ser las cocinas espacios más pequeños, se utilizaba el blanco para aportar la luminosidad que, en la mayoría de ocasiones, la estancia carecía.

A partir de finales de los años 80 y principios de los años 90 esa tendencia comenzó a cambiar. Gracias a la influencia de las viviendas norteamericanas, donde las cocinas eran parte principal de la vivienda y la vida familiar se desarrollaba en ellas e, incluso, cocina y salón compartían espacios, también en nuestro país empezó a otorgar a las cocinas la importancia que estos espacios merecen.

Cocinas en colores oscuros comienzan a ser tendencia.

Debido a que las nuevas construcciones comienzan a darle metros a las cocinas y, que, en la mayoría de las reformas en Madrid realizadas a lo largo de este periodo se empieza a unir cocina con salón o convirtiendo la cocina en un espacio importante de la vivienda, se comienza a experimentar con otros colores para las cocinas.

Gracias a su elegancia y modernidad pronto las cocinas en negro se convierten en tendencia. Pero no es un color para cualquier cocina.
Para que la cocina en negro luzca al máximo y no produzca un efecto de ahogo o claustrofóbico, esta debe de tener una buena amplitud y, sobre todo, una excelente iluminación (tanto natural como artificial).

Combinar cocinas en negro con otros colores

Una óptima manera para resaltar el color negro de las cocinas es combinarlo con otros colores. Bien sea con otros muebles o con detalles de la misma cocina, como molduras, tiradores o frontis. Los blancos, dorados o naranjas combinan muy bien con el negro.

Así lo hicimos en esta reforma que realizamos en la calle Goya de Madrid. En la que el blanco y el negro se combinan para crear un conjunto espectacular.

reforma cocina en piso en calle Goya

 

En esta vivienda en el barrio de retiro con cocina americana, la encimera en blanco calacatta de la marca Neolith resalta al máximo y hace que luzcan, aún más, los muebles en negro de la cocina.

cocina en negro con encimera en blanco
 

Ahora que has visto las posibilidades ¿Te atreverías a poner tu cocina en negro?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta