Instalación de suelo radiante

Instalación de suelo radiante

Instalación de suelo radiante

Aunque pueda parecer novedoso, el sistema de calefacción por suelo radiante se remonta a casi 2000 años de antigüedad. En algunos edificios de la antigua Roma, existía un rudimentario, pero eficiente sistema de calefacción consistente en un horno que desprendía calor a las estancias del edificio a través de unos agujeros realizados en el suelo. Ya en nuestro país, unos siglos mas adelante (desde la edad media hasta entrado el siglo XX) hubo un sistema de calefacción a través de una chimenea externa en los domicilios cuyo tiro no era inicialmente vertical, si no que era horizontal y atravesaba la casa calentando el frío suelo para salir definitivamente por el otro extremo.

Basándose en estas ideas de nuestros ancestros, desde mediados de los años 70 se está implementando poco la calefacción por suelo radiante en nuestro hogares.

Es un sistema fácil de instalación y que aporta múltiples beneficios. Se trata de un sistema de tuberías dispuestas de manera uniforme y apoyadas sobre un material aislante (tal y como se puede ver en las imágenes de una reforma realizada por nuestro equipo en un piso en Madrid) que quedan por debajo del suelo y están conectadas a la caldera doméstica (como la calefacción convencional por radiadores).

antes y después Instalación de suelo radiante en Madrid

Beneficios del suelo radiante

  • Al precisar de menor temperatura que la calefacción por radiadores, no es necesaria una caldera especial ni de mayor rendimiento.
  • Se trata de un calor más uniforme al estar la práctica totalidad de la casa cubierta de tuberías suministradoras de calor.
  • Es un calor más agradable, pues va desde el propio suelo al techo
  • Se ganan espacios útiles al domicilio, al eliminar los molestos radiadores que permiten recolocar muebles y rediseñar espacios.
  • Es un sistema más eficiente y respetable con el medio ambiente al necesitar menor gasto energético.

Qué debes tener en cuenta para instalar suelo radiante en tu domicilio

  • La inversión económica es mayor que la del sistema tradicional, pero a la larga, dicha inversión es recuperable.
  • Al necesitar de levantar los suelos y algunas rozas en pared, es recomendable la instalación de suelo radiante en el marco de una reforma integral
  • Al tratarse de un sistema de calefacción eficiente, es recomendable para domicilios destinados a residencia habitual cuyo funcionamiento sea constante y diario.
  • Necesita de una elevación de suelo de entre 10 y 12 centímetros

Si este invierno quieres disfrutar de un ambiente agradable en tu hogar, eliminar los radiadores y ganarle espacios útiles a tu domicilio, ponte en contacto con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario