Consejos para amueblar tu casa de manera sostenible y ahorrar en tus facturas de gas en invierno

Chica con frío arrimada a un radiadorSe acerca de nuevo el invierno y son muchos los que un año más esperan no llevarse sorpresas en las facturas de gas y electricidad. Ciertamente, debido al uso de la calefacción, es lógico que los recibos energéticos suban durante los meses de frío, pero lo que no es de recibo para nadie – y nunca mejor dicho – es que tengas que pagar un precio mucho más alto de lo necesario por el gas utilizado para calentar tu vivienda. Por esta razón, te vamos a ofrecer varios consejos para que lo consigas.

Consejo 1: Utiliza un comparador de tarifas energéticas

Utilizar un comparador de tarifas energéticas es actualmente la forma más sencilla de encontrar la mejor tarifa de luz y gas de 2020. Esta, es una aplicación completamente online y gratuita, que filtra los contratos energéticos para que se ajusten realmente a las necesidades de cada uno de los clientes. Así, podrás contratar la tarifa de gas con la que pagarás menos. De esta forma, aunque tu consumo de gas suba en este invierno, al menos tendrás garantizado que el coste de ello será el más adecuado para tu caso. Lo mismo ocurriría si el sistema de calefacción de tu casa es por electricidad.

En todo caso, recuerda que, para poder contratar cualquiera de los suministros de tu vivienda, tendrás que dar de alta el gas, dar de alta la luz y dar de alta el agua. Para más información sobre cómo dar de alta la luz tienes este artículo a tu disposición: https://www.serviciosluz.com/dar-de-alta-la-luz/.

Consejo 2: Ayúdate de los muebles

Una de las razones por las que en una vivienda se gasta más energía de la necesaria es porque esta no se encuentra lo suficientemente aislada. ¿Pero cómo conseguir este aislamiento de una forma sencilla y económica? Hay muchas formas, pero la más rápida y que puedes implementar desde ya mismo es a través del mobiliario y los textiles. Y es que ambos elementos, además de hacer la vida más fácil y convertir una vivienda en tu propio hogar, tienen unas innegables cualidades aislantes. De manera, el calor de tu calefacción aguantará un poco más de tiempo que si no estuvieran dichos elementos.

Especialmente interesantes son los muebles de madera, un material que es un aislante natural; en cuanto a los textiles, la mejor solución son las cortina traslúcidas, ya que dejan pasar la luz natural pero actúan como un “cortafuegos” del frío, aislando, un poco más la estancia donde se encuentren.

Consejo 3: Reforma con conciencia

Finalmente, todos sabemos que para que una vivienda sea realmente eficiente, energéticamente hablando, hay que realizar un reforma e integrar en ella diferentes elementos que ayuden a conseguir un buen aislamiento exterior.
De poco sirve hacer una reforma integral y no implementar estos elementos que, a la larga, consiguen ahorrar en las facturas de luz y gas, pero sobre todo, logran un mayor confort y bienestar en tu domicilio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta