Cómo limpiar las manchas de las paredes de tu casa

limpiar manchas de las paredesEsta vez, desde Honra2 tu empresa de reformas integrales en Madrid y Pozuelo, te vamos a hablar de cómo mantener limpias las paredes de tu hogar. También te vamos a dar unos consejos para ayudarte a quitar algunos tipos de manchas de dichas paredes, ya que cada superficie y cada mancha son diferentes, por eso en cada caso se necesita obrar de manera distinta.

En las paredes se acumula mucho polvo y suciedad, aunque la mayoría de la gente no le da importancia. Para que eso no ocurra el secreto es hacer un buen mantenimiento, verás como así te sorprenderá lo brillantes y limpias que pueden llegar a quedar tus paredes, que así siempre parecerán recién pintadas. Este mantenimiento se consigue haciendo una limpieza a fondo de las paredes al menos tres veces al año, y una limpieza mensual más leve.

Limpia regularmente las zonas de la cocina, la ducha, las llaves de la luz… ya que estas partes suelen ensuciarse más que otras zonas. Para limpiar estas partes prepara 1 litro de agua con una cucharada de aceite de lavanda, u otro olor que te guste, y mételo en un espray. Friega con esta mezcla las manchas y verás cómo desaparecen dejando un olor agradable.

Empieza a limpiar por abajo, subiendo poco a poco hacia arriba, secando las partes limpias para evitar que queden marcas de gotas. Para secar las paredes, usa una toalla limpia y seca.

Cómo limpiar paredes lisas

Es importante tener en cuenta el color de la pintura, y si la pared es lisa o de gotelé, cuando vayamos a limpiar. Si las paredes son lisas y de color debemos empezar por quitar el polvo y la suciedad superficial de la pared pasando de arriba abajo un cepillo de cerdas suaves, un plumero, una escoba o la aspiradora. Después, para saber si utilizas un método correcto para quitar las manchas que queden, prueba la técnica en una parte pequeña y poco visible de la pared.

Si las manchas son de aceite debemos limpiarlas con agua caliente, lavavajillas, un poco de amoniaco y enjuagarlo con agua tibia, haciendo movimientos circulares con una esponja suave, y ten preparado un paño limpio para secarlo rápidamente. Para manchas de huellas de muebles, zapatos o manos las podemos quitar usando una goma de borrar.

Si no hay manchas y solo queremos lavarla para mantenerla limpia podemos usar jabón líquido y agua tibia, luego la aclaramos con agua limpia y la secamos con un paño. Para evitar chorretones hazlo por franjas y de abajo hacia arriba.

Si hay manchas y esta mezcla no te ha servido podemos usar otra más fuerte, disolviendo un vaso de bicarbonato sódico (unos 100 gramos) en cuatro litros de agua aplicándolo sobre la mancha con movimientos circulares. Luego, solo tendrás que aclararlo con agua tibia.

Si las paredes son lisas y blancas debemos empezar igualmente por quitar el polvo, como en las paredes de color. Para este tipo de paredes lo mejor es comprar en un supermercado borradores mágicos. Estos son unas esponjas especiales capaces de quitar la suciedad de cualquier superficie.

Mete esta esponja en agua y escúrrela bien, luego pásala sobre la mancha y comprobarás cómo se quita la suciedad rápidamente. Luego puedes lavar toda la pared con agua y jabón para acabar con toda la suciedad que pueda haber quedado.

Si la pared está pintada de blanco con pintura plástica, usa agua tibia, una esponja suave y jabón líquido. Frota de forma circular y de abajo arriba, después seca lo que hayas mojado rápidamente para evitar que queden manchas.

Cómo limpiar paredes con gotelé.

Con este tipo de paredes hay que tener mucho cuidado al limpiarlas porque puedes quitar el gotelé. Primero debes quitar el polvo con un plumero suave pero resistente, para que no se queden las plumas en la pared.

Para quitar las manchas puedes usar un cepillo para el pelo para bebés o un cepillo para la ropa con cerdas muy suaves. Preparamos en un cubo una mezcla de agua con jabón neutro líquido y con el cepillo vamos aplicándolo a la pared, con mucha suavidad, en pequeñas zonas. Luego, con otro cepillo igual aclaramos la zona con agua tibia, finalmente lo secamos con un paño limpio. Si las manchas son suaves podemos utilizar un paño que no suelte pelusa y un poco de agua con lavavajillas.

Cómo limpiar paredes de madera.

Con una mezcla de alcohol rebajado con agua, y utilizando lanilla de acero, frota suavemente siguiendo la dirección de las vetas de la madera.

Cómo limpiar paredes empapeladas.

Lo primero es quitar el polvo con un plumero o un trapo limpio y seco. Si se trata de paredes con empapelado viejo y sin acabado usa una esponja específica para lavado en seco y frota la pared con movimientos largos de arriba abajo.

Para paredes que su empapelado sea lavable utiliza una esponja natural y jabón líquido disuelto en agua, luego frota la pared con suavidad intentando no mojar mucho el papel para que no se estropee. No utilices productos abrasivos, como la lejía, el alcohol o el amoniaco porque estropearán el papel.

Con estos consejos que te hemos dado en Honra2 para la limpieza de las paredes te asegurarás de que tu casa esté siempre como nueva. Un hogar limpio es un hogar saludable, y para ello la limpieza de las paredes es primordial.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario