Entradas

Historia y curiosidades de La Puerta de Alcalá

Casco de moto con pegatina de Honra2 y la Puerta de Alcalá en segundo plano

¡Mírala, mírala, mírala…! Seguro que sabes de memoria la canción que en su honor popularizaron en los 80 Ana Belén y Víctor Manuel. Seguro que has pasado más de cien veces por la Plaza de la Independencia, has visto imponente el monumento de La Puerta de Alcalá y, muy probablemente, no sabrás mucho acerca de su historia y construcción.

Historia Puerta de Alcalá

La Puerta de Alcalá fue inaugurada en 1778 bajo el reinado de Carlos III, el encargado del proyecto fue el arquitecto italiano Francesco Sabatini. El nombre de la puerta de Alcalá, al igual que la calle, se debe a que era el camino utilizado para ir a Alcalá de Henares.

Anteriormente, existía otra «Puerta de Alcalá», construida de ladrillo y emplazada en el cruce de la calle Barquillo con Alcalá. A esta primera puerta, se la conocía popularmente como «Puerta de la peste de la calle Alcalá«,  pues se utilizó como punto de cierre a la población de Madrid durante la peste que azotó a Madrid durante el siglo XVI. Esta antigua puerta fue, primero adelantada hacia el cruce de la Calle Alcalá con Alfonso XI, y, posteriormente, derruida para construir la que conocemos en el emplazamiento actual.

En la época en la que construyó, seguía teniendo muros a sus lados que rodeaban la ciudad y funcionaba como una auténtica puerta, junto con las otras 5 puertas de Madrid (Segovia, Guadalajara, Toledo, Atocha y Bilbao), cerrándose todos los días al atardecer. Los muros no se derribaron hasta 1869.

La puerta de Alcalá fue el primer arco del triunfo construido en toda Europa tras la caída del Imperio Romano.

Es de estilo neoclásico y consta de 5 vanos, 3 con arco de medio punto y 2 con arco adintelado. Está construida en piedra caliza procedente de Colmenar Viejo.

Dispone de dos caras distintas. Este inusual hecho fue provocado porque, inconscientemente, Carlos III aprobó dos proyectos distintos y, como en aquella época contradecir a un Rey no era habitual, el encargado de la ejecución realizó una mezcla de ambas. La fachada por la que se accedía a Madrid, más rica en decoraciones y ornamentos, estuvo a cargo del escultor español Francisco Gutiérrez. Mientras que la fachada interior, que se utilizaba como salida de la ciudad, más sobria y sencilla, fue realizada por el francés Roberto Michel.

La Puerta de Alcalá sigue siendo Cañada real, de hecho, sigue existiendo un mojón que así lo acredita

 

Pasos a seguir para hacer reformas en Madrid

Cocina americana de piso con reforma en Madrid

¿Te has decidido a realizar una reforma en tu vivienda? ¿Vas a comprar o has comprado una vivienda para reformar? En ambos casos ¡Enhorabuena! Tu calidad de vida mejorará, tu vivienda se podrá adaptar a tus verdaderas necesidades, podrás implantar sistemas para facilitarte la vida y para conseguir ahorrar energía y, por último pero no por ello menos importante, tu vivienda se revalorizará respecto a otras de la zona con similares características que estén sin reformar.

Aunque parezca un proceso farragoso, es bastante más sencillo y simple de lo que parece. Sigue leyendo y descubrirás, paso a paso, el proceso a seguir para realizar reformas en Madrid

Pasos a seguir para hacer reformas en Madrid

1 Saber lo que quieres y necesitas

Es el primer punto y, posiblemente, el más importante. Una reforma integral no es algo que se haga a menudo, es por ello que debes estar convencida de lo que quieres, cómo lo quieres y cuales son y, previsiblemente, serán tus necesidades de aquí a unos años.
Por ejemplo, si vives en pareja seguramente con una o dos habitaciones estéis más que cómodos en vuestra vivienda, pero si tenéis previsión de aumentar la familia vuestras necesidades cambiarán. Por lo que, sería conveniente, redistribuir los espacios para sacar una habitación de más con vistas a la llegada del bebé.

Tus gustos también tienen importancia. Aunque este aspecto sí es posible cambiarlo con más facilidad, de hecho, los gustos de las personas y las propias tendencias del diseño cambian cada cierto tiempo, es importante que tu casa refleje tu personalidad y tus gustos para que, desde el primer día disfrutes plenamente de ella.

2 Buscar una buena empresa de reformas en Madrid

Es de perogrullo, pero nadie da duros a tres pesetas. Si alguien te ofrece la misma reforma por un precio bastante menor, desconfía. Una buena empresa de reformas en Madrid siempre te garantiza (incluso refleja en el contrato) los mejores materiales durante la obra, un seguimiento continuo por parte de personal cualificado, unos plazos estimados de finalización de obra acordes con la magnitud del proyecto y un eficiente servicio post venta para la solución de posibles incidencias una vez concluida la reforma.

Debes tener en cuenta que la empresa debe de estar registrada en el REA (Registro de Empresas Acreditadas), tener a todos los trabajadores dados de alta, tener un seguro de responsabilidad civil y estar al corriente de pago tanto con Hacienda como con la Seguridad Social.

Acredita la profesionalidad y la capacidad técnica de las diferentes empresas a través de referencias de otros clientes y visitas a otras reformas en Madrid realizadas por ellos.
Una vez hayas elegido empresa y firmado el contrato, empieza el Rock and Roll.

3 Trámites necesarios para realizar una reforma en Madrid

En primer lugar hay que sacar los permisos pertinentes. Cada ayuntamiento tiene sus propias formas de proceder, en los casos de reformas integrales en Madrid en las que se vayan a realizar demoliciones de tabiques que no afecten a la estructura del edificio, bastará con solicitar una licencia de obra menor.

Dado que la obra generará residuos procedente de la demolición (principalmente), también habrá que solicitar una licencia de ocupación de vía pública, para colocar, en un lugar adecuado y de fácil retirada por transporte especializado, un contenedor o un saco de escombro.

4 La reforma en sí

En este punto hay que incluir la toma de decisiones. Tanto de los materiales a emplear como de los cambios a realizar posteriores al presupuesto inicial.

Una vez todo cerrado comienza el proceso de la reforma propiamente dicha con las demoliciones de los tabiques y el replanteo (si procede).

Durante la reforma la comunicación entre empresa y cliente debe ser fluida para informar del proceso y los posibles cambios (por parte de la empresa de reformas), y para aceptar, denegar o modificar los cambios expuestos y/o proponer nuevos

5 Disfrutar tu nuevo hogar

Tras varias semanas de trabajo llega el ansiado momento de comenzar una nueva vida disfrutando de tu nuevo hogar
Como puedes ver, hacer reformas en Madrid es bastante más sencillo de lo que seguramente imaginabas si vas de la mano de profesionales