Entradas

7 aspectos a tener en cuenta si vas a comprar un piso para reformar

qué debes tener en cuenta si vas a comprar un piso para reformar¡Enhorabuena! Después de muchos días, incluso meses, habéis encontrado ese piso que os gusta y se ajusta a vuestro presupuesto. Habéis decidido comprar uno para reformar porque así resulta mucho más económico y podréis moldearlo y decorarlo a vuestros gustos y necesidades ¡Excelente elección!

Aparentemente todo está bien dentro de el… ¡Pero ojo! Tan sólo lo habéis ido a visitar una o dos veces y puede que esconda alguna sorpresa desagradable que haga que la posterior reforma se incremente en tiempo y dinero para solucionar esos posible problemas.
Para que vayas preparado, aquí van estos 7 aspectos que deberías tener en cuenta si vas a comprar un piso para reformar

7 aspectos que deberías tener en cuenta si vas a comprar un piso para reformar

 

1 El tamaño y las posibilidades del piso

Ten claras tus necesidades. Debes saber cuántas habitaciones vas a necesitar. Una vez tengas claro este punto podrás analizar si en el piso elegido podrás disponer del número de habitaciones que necesitas y qué tamaño tendrían cada una de ellas, así como su distribución.

Redistribución de los espacios en un piso de Madrid

Redistribución de los espacios en un piso de Madrid

2 El sistema de calefacción

Has ido a ver el piso y te has fijado que dispone de una caldera individual y radiadores por toda la casa. Te alegras porque piensas que ahí te puedes ahorrar un buen pellizco, y tienes razón, si todo funciona correctamente podrás disponer de una buena partida de dinero para invertirlo en otro tema.
¿Pero realmente funciona todo el circuito? ¿Está la caldera homologada? Pide que te hagan una prueba para comprobar que todo funciona correctamente y no haya ninguna fuga en los radiadores ni en el circuito.
De igual forma, asegúrate que la caldera esté homologada para el tipo de reforma en la cocina que tienes en mente.

3 Humedades

En las visitas que has hecho con el comercial lo has visto muy por encima y habéis hablado, durante el mayor tiempo que estáis en el piso, de sus posibilidades y de temas económicos.
Dedica un tiempo a revisar las paredes y las juntas de las ventanas en busca de signos que delaten que haya humedad. En caso de haber fugas en el sistema de calefacción, suele aparecer manchas en la parte baja de las paredes, a la altura de los rodapiés.

Si el piso está amueblado y no tienes una vista completa de las paredes, déjate guiar por el olor. Una habitación con humedades desprende un olor muy característico y reconocible.

4 Ruidos

Aunque este no sea un tema estructural de la vivienda, sí afecta luego al día a día y, en caso de querer resolverlo con alguna solución técnica, deberás hacer un desembolso importante.

Estás dentro del piso con el comercial y todo es silencio y tranquilidad, parece una secuencia de esos programas de reformas de la tele cuando les enseñan las casas. Pero ¿Has ido a diferentes horas? ¿En diferentes días?

Es muy recomendable programar varias visitas en diferentes días y horarios para testear el vecindario y los ruidos que puedan venir de las viviendas colindantes. Si tienes tiempo, también puedes pasarte de manera particular por el bloque, preguntar a vecinos que ya estén residiendo allí, pasear por la zona en fin de semana…
Esto te dará información in situ y en primera persona del lugar y de las personas que allí conviven.

5 Eficiencia energética

Por ley, todas las viviendas en venta deben tener su propio estudio energético en el que figure su nivel de eficiencia. A través de él, podrás comprobar cómo y cuánto está de aislado y podrás hacerte una idea del futuro gasto en climatización.

A simple vista, también podrás comprobar qué tipo de ventanas tiene la vivienda. Si son con rotura de puente térmico te ahorrarás un pellizco en la futura reforma. Si por el contrario, las ventanas son antiguas y, por consiguiente, no disponen de puente térmico, una vez puestos a reformar, es altamente recomendable cambiarlas por una preparadas para aislar de manera eficiente la vivienda tanto del calor y del frío como de los ruidos del exterior.
Es un gasto que recuperarás a la larga al necesitar menos consumo energético para calentar y enfriar la vivienda y, sobre todo, ganarás en confort y calidad de vida

6 Estado de las instalaciones

Si el piso es antiguo (unos 15 años o más) es altamente recomendable cambiar las instalaciones de agua y electricidad por unas nuevas, y más si vamos a hacer una reforma integral.
Si el piso tiene una antigüedad inferior o se acometieron obras durante ese tiempo en dichas instalaciones, sería interesante que un profesional comprobase el estado de las mismas para corroborar que pueden quedarse en ese estado sin problema.

7 Suelo

Con vistazo hacía abajo podrás ver el estado y el tipo de suelo ¿Cerámico? ¿Plaqueta? ¿Tarima? ¿Parquet? Según el tipo de suelo y su estado, podrás valorar si necesitas cambiarlo por completo o con un lijado y barnizado te quedará como recién puesto.
Un sencillo y eficaz truco para comprobar si el suelo está bien nivelado es llevar una canica en el bolsillo y dejarla en el suelo. Si rueda de forma evidente hacia alguna de las paredes sabrás que necesitarás hacer una nivelación del suelo.

Esperamos que estos consejos os ayuden a la hora de decidiros por vuestro futuro hogar. No en vano, será el lugar sobre el que comenzaréis a construir vuestra historia y debe ser lo más perfecto posible.