Entradas

Tendencias de decoración para 2023

Se acerca 2023 y, con el nuevo año, nuevas tendencias de decoración para dejar nuestra casa a la moda y con un estilo actual.
Durante este año se han llevado los colores neutros y las formas con acabados más redondeados y menos agresivos combinados, además, con materiales reciclados o eco-friendly respetuosos con el medio ambiente.

salón en calle Rey Francisco con sofá de diseño

 

 

 

 

 

Si bien parece que las tendencias para el próximo año apuntan a una línea continuista de las utilizadas durante 2022, se intuyen algunas nuevas e interesantes incorporaciones a las mencionadas anteriormente.

Espacios multifuncionales para 2023

Nuestra amplia experiencia en reformas en Madrid nos indica que, lo que comenzó siendo una moda y que se realizaba en reformas de viviendas de considerables dimensiones, se ha acabado imponiendo y se realiza en gran cantidad de viviendas, independientemente del tamaño.

Los espacios multifuncionales permiten el máximo aprovechamiento del espacio, por lo que es más que interesante en viviendas de tamaño más reducido, además de convertir dos (o más espacios) en uno sólo con más metros, más funcionalidades y más social.

La redistribución de los espacios para hacer viviendas más amplias y con espacios conectados entre sí, seguirá siendo habitual en las reformas integrales en Madrid y el resto del territorio nacional que se realizarán durante el próximo año.

Tendencias de decoración para 2023

En cuanto a tendencias decorativas para el próximo año, Marie-Noëlle du Bois interiorista y diseñadora de interiores colaboradora en Honrados, Arquitectura de interiores, nos confirma lo que diversos expertos y las grandes empresas de decoración vienen apuntando: en el 2023 veremos colores más profundos en paredes y elementos decorativos cada vez más sostenibles y de “kilómetro 0”.

Que los colores son capaces de mejorar e incluso cambiar los estados de ánimo es un hecho.
Aunque hay una gran variedad de colores de tendencia para 2023, todos están diseñados para aportar una sensación de calidez, confort y elegancia al hogar. Para el próximo año, los azules “profundos”, rojizos y ocres nos invitan a meditar y hacer una introspección sobre nosotros mismos y nuestro tiempo y entorno.

Para Marie-Noëlle du Bois: «También, el marrón intenso con matices anaranjados, un purpura claro con matiz de gris y las mezclas de azul y verde. Las diferentes tonalidades de verdes tendrán una excelente acogida el próximo año. Y para los amantes del blanco, la clave está en añadir toques de color, y no tiene que ser siempre negro, para que resulte interesante.

Cualquiera de esos tonos de color intenso, se puede combinar con tonos neutros. Los tonos tierra y formas orgánicas ganan terreno. Imbuir elementos de la naturaleza en nuestros hogares (piedra, madera) refleja un estilo de vida natural y concienciado con el medio ambiente. lo que nos ayudará para desconectar dentro de nuestro propio hogar»