Cómo iluminar correctamente tu hogar

como iluminar tu hogarSaber cómo iluminar correctamente tu hogar cuando lo vas a decorar es básico, pero pocas veces damos la importancia que se merece a la iluminación interior de cada estancia. Una correcta iluminación en tu casa te ayudará a ahorrar energía y con ello aportarás tu granito de arena al desarrollo sostenible, además de las ventajas estéticas.

Con la iluminación adecuada conseguirás efectos increíbles, como por ejemplo, potenciar texturas en muebles y paredes, hacer que una estancia parezca distinta dependiendo de la luz que uses y destacar algunos colores. Pero igual que una buena iluminación es esencial para resaltar un elemento, sala o una zona, una iluminación pobre y/o incorrecta puede causar todo lo contrario, espacios más pequeños y poco atractivos.

La falta de espacio es un problema que solemos tener en nuestras casas. Pero usando una correcta iluminación artificial conseguiremos que los espacios parezcan más amplios de lo que realmente son, algo imprescindible para los hogares o habitaciones pequeñas. Y si conseguimos ampliar la vista de una estancia lograremos que nuestra habitación parezca más grande de lo que realmente es. Así, toda la decoración de la sala lucirá más.

Cómo iluminar correctamente tu hogar con luz artificial

Tipos de bombillas

diferentes tipos de bombillas

Empecemos por la elección de las bombillas. Por ejemplo, las de toda la vida emiten una luz muy cálida y consumen mucho. Por este motivo, los países de la UE decidieron en 2008 ir acabando progresivamente con la producción de éste tipo de bombillas para ahorrar energía; las halógenas también producen bastante calor, y su luz es blanca y potente; la luz fluorescente tiene la ventaja de que gasta poco y dura mucho, pero emite una luz muy fría; por último, las bombillas de led son las que menos consumen del mercado y emiten poco calor. Lo malo de este tipo de luz es que al ser de uso comercial reciente es caro, pero en el último año su coste está bajando notablemente.

Para dar la sensación de que hay un espacio más amplio del que realmente existe, elegir unas lámparas adecuadas nos será de gran ayuda. Para ello también es básico elegir una correcta intensidad de iluminación ya que tanto si hay poca luz como si esta es demasiada, la habitación parecerá más pequeña de lo que es. Para saber que tenemos la iluminación correcta debemos ver que toda la sala está bien iluminada pero la luz no llega a  molestarnos, ya que si ésta fuese demasiada notaríamos agobio y fatiga visual.

Trucos para iluminar tu hogar

Para ello, entre otras cosas, debes tener en cuenta el modelo de lámparas que uses. Por ejemplo, si lo que buscas son espacios más amplios evita utilizar lámparas de pie. En este caso usa apliques de pared. Si dispones de muebles con estanterías y/o vitrinas de cristal ilumina el interior de este mobiliario. Así no habrá sombras internas, con lo que ganarás espacio visual.

Los espejos son artículos que dan mucha claridad a nuestro hogar. Para aumentar aún más la iluminación de la habitación pon un foco que le apunte directamente, así su luz saldrá reflejada con mayor fuerza por toda la estancia y no quedarán zonas con sombras. Si quieres conseguir un punto extra de luz y un ambiente más cálido durante el día deja una lámpara pequeña encendida.

Si quieres conseguir una decoración luminosa en una determinada sala de tu hogar, o en la casa entera, debemos tener en cuenta el color del suelo y de las paredes, sobre todo si tenemos poca luz natural. Debemos optar por colores claros para favorecer la claridad y amplitud de espacios. Por ejemplo, si pintas la pared que haya en frente de la ventana de colores claros la luz que entre de la calle se reflejará por toda la estancia. Por otro lado, si quieres dar alegría a tus paredes, pinta un lado de la habitación de un tono más vivo y las otras paredes con colores claros. Respecto a los techos, cuanto más oscura sea su pintura más pequeña parecerá la habitación, por eso debemos pintarlos con tonos claros.

Hay estancias de tu hogar que necesitan más luz que otras. Por ejemplo, la zona donde se ve la TV o el servicio son lugares que no necesitan mucha iluminación. Por el contrario, la cocina o el salón son espacios que cuanto más luminosos sean mucho mejor. En estas salas intenta no bloquear las ventanas. Utiliza para las cortinas telas ligeras que permitan atravesar la luz. Si estas son claras y un poco brillantes, mejor.

Esperamos que este post os haya resultado interesante.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario