Cómo colgar cuadros de forma fácil y original

colgar cuadros de forma originalUna tarea teóricamente tan fácil como colgar cuadros en nuestro hogar a veces no resulta tan sencilla. Muchas veces tenemos en casa durante meses cuadros a punto de caerse, pero por pereza o por falta de tiempo lo vamos dejando hasta que un día los encontramos en el suelo. Te vamos a dar unos consejos sobre cómo evitar esas situaciones y hacerlo de una manera fácil y sencilla.

Cómo colgar cuadros fácilmente

Para colgar cuadros tenemos que tener en cuenta dos cosas básicas, el soporte (arandelas, hembrillas, cable, barritas de sujeción…), y el tipo de fijación para ponerlo en la pared (tacos, alcayatas, ganchos…). También sería buena idea usar cualquier tipo de nivel para asegurarnos de que los cuadros nos queden completamente rectos.

Para colgar cuadros de gran peso debemos hacerlo utilizando hembrillas sujetas al marco. Para reforzar este sistema haremos en la pared una sólida fijación con la ayuda de tacos y alcayatas. Además, ataremos un cordón resistente a las dos hembrillas. De esta manera solo necesitaremos hacer un taladro en la pared.

Para colgar cuadros de menor peso podremos hacerlo colgándolos de pequeñas anillas. Estas las sujetaremos al marco con una base adhesiva o clavos pequeños. Para sujetarlos a la pared podremos usar los ganchos con forma de X. Este sistema tiene la ventaja de dejar pocos agujeros en la pared. Así, si  algún día cambiamos el cuadro de sitio no se verán apenas marcas. También podemos utilizar los soportes “cuelga fácil”.

Cómo colocar cuadros y otros elementos decorativos con tacos en la pared.

Como hemos dicho antes, muchos cuadros se caen con el paso del tiempo porque los agujeros de la pared ceden y los tacos se aflojan. Para solucionar esto lo más rápido es quitar el taco viejo y poner otro más grande. Aunque de este modo también se debe cambiar la escarpia. Pero ahora hay tacos cónicos, que se adaptan mejor a los agujeros que han cedido. Así podemos usar un taco del mismo grosor que el anterior sin tener que cambiar la escarpia.

También podemos utilizar una masilla reparadora para aprovechar el taco. Para ello debemos usar unos guantes de látex para protegernos las manos. Tenemos que amasar el producto hasta que la mezcla sea homogénea. Después la untamos en el agujero y metemos el taco con un martillo. También podemos esperar a que la mezcla se endurezca y hacer un nuevo agujero con un taladro. Después metemos el taco en el agujero y la escarpia en el taco. Así, podemos colocar de nuevo un objeto que teníamos colgado en su lugar pero de una forma más segura.

Cómo colocar cuadros escalonados

cuadros en escalerasEste sistema lo podemos usar en cualquier lugar de la casa pero queda ideal en las paredes donde haya escaleras. Con este fácil trabajo conseguiremos dar un toque decorativo muy especial a esta zona de la casa. Para ello nos vendría muy bien utilizar un medidor láser.

Para elegir la posición de los cuadros marcamos un punto en el lugar que queramos, después llevaremos esa medida a la parte superior de las escaleras, estableciendo una línea inclinada. Teniendo en cuenta la marca realizada en la pared, colocamos el soporte del nivel láser en la parte de abajo de las escaleras, fijándolo con las puntas que trae el medidor. Después, ponemos el nivel en el soporte imantado y lo encendemos. Veremos una línea láser, a lo largo de la cual colocaremos los cuelgacuadros con un martillo para finalmente colgar los cuadros en la posición elegida.

Cómo colocar un cuadro en la pared con colgador de pletina.

A la misma distancia de los bordes, y delimitando la superficie a vaciar, marcamos la posición de las dos pletinas en la parte trasera del cuadro. Después, hacemos unos agujeros ciegos con un taladro y una broca para madera que tenga un tope colocado a la profundidad adecuada para no traspasar el cuadro. Luego limpiamos el rebaje que acabamos de hacer y colocamos la pletina (hacemos la misma operación para la otra pletina).

Después usamos un nivel para presentar el cuadro lo más recto posible en la pared y marcamos la posición. Luego medimos la distancia entre las dos pletinas que hemos puesto antes en el cuadro y llevamos dicha medida a la pared. Con una broca widia en el taladro hacemos los agujeros en la pared. Después, con una maza de madera metemos unos tacos de nylon. Por último, ponemos unos tornillos de cabeza redonda, que encajan a la perfección en las pletinas que hemos puesto. Así, podréis colgar cuadros de una forma diferente logrando que queden perfectamente pegados a la pared.

Cómo colgar objetos pesados

tornillo en forma de TPor último, si necesitas colgar un cuadro, u otro objeto pesado, en vez de usar un anclaje común lo mejor es utilizar un tornillo con anclaje en forma de T. Estos están compuestos de un perno con dos “alas” que se doblan hacia abajo. Para usar este tipo de tornillos se debe hacer un agujero lo bastante grande como para que el tornillo entre con las dos alas dobladas. Después se mete el tornillo atravesando el objeto que vamos a colgar, y con las alas cerradas se empuja todo a través de la pared. Por último, tira del tornillo hacia ti para que las alas se abran. Pero hay que tener en cuenta que para realizar esta tarea se necesitan dos personas, una para que sostenga el objeto con el tornillo dentro del agujero y otra para que atornille.

¡¡A colgar sin miedo!!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario